FacebookTwitterlinkedInYouTubeInstagramPinterestTikTokBlog HispalytBoletín digital
Boletín Electrónico Boletín Electrónico Boletín Electrónico
Consultas y peticiones: Consultas y peticiones
Buscador: 
Martes, 20 feb. 2024
Boletín Electrónico
 Principal > Boletín Electrónico > Boletín Noviembre 2023 > Termoarcilla > Consejos Útiles
Noticias del Boletín
Obras con Termoarcilla
Consejos útiles
Tema del mes
Construcción sostenible
Boletines anteriores
Subscripción al Boletín Electrónico
 
 Impermeabilización horizontal. Materiales  

Dentro del apartado de la Unidad 8 “Impermeabilización de los muros contra las humedades del suelo, petos de cubierta, juntas de movimiento y muros armados” del Curso de formación para colocadores de bloque Termoarcilla, en el Boletín Nº 91 os ofrecemos el punto 1.1.2 de esta Unidad “Impermeabilización horizontal. Materiales”.

Existen varios materiales que sirven para ejecutar estas barreras de interrupción del paso de la humedad por los muros, entre las que se recogen las siguientes:

1. Mortero hidrófugo. El procedimiento de ejecución es el siguiente: Se añaden 2-3 cm de mortero hidrófugo, y se embebe una malla metálica que disminuye el riesgo de fisuración.

1. Extender una capa de mortero hidrófugo de          2. Introducir una malla metálica en el            3 cm de espesor                                                      mortero

 

2. Láminas impermeables (bituminosas, de caucho, de plástico, etc.). Es la solución más habitual.

Esta impermeabilización consiste en colocar bandas bituminosas, o láminas de plástico en la fábrica, de forma que ocupen todo el espesor del muro, (motivo por el cual estas bandas se venden en el mercado en varios espesores) y además corten también de forma efectiva el enfoscado aplicado interior o exteriormente.

Las distintas bandas de material han de solaparse, como mínimo 10 cm.

Se deberá crear una barrera frente a la ascensión de la humedad por capilaridad, desde los cimientos a los muros, de acuerdo con la siguiente secuencia constructiva:

1.- Ejecución del muro

Se ejecuta el muro hasta alcanzar una altura igual o mayor que 30 cm sobre el nivel previsto para el pavimento exterior.

Se extiende una capa de mortero de regularización de, como mínimo, 2 cm de espesor sobre la sección del muro.

2.- Barrera anticapilaridad

Se extiende una capa de imprimación que cubra la capa de mortero de regularización.

Sobre la superficie previamente imprimada, se coloca la “barrera anticapilaridad” totalmente adherida, que estará constituida por uno de los siguientes tipos de lámina:

- LBM-30: Lámina de betún modificado de 3 kg/m2 de masa.

- LBM-15: Lámina autoadhesiva de 1,5 kg/m2 de masa, con armadura interna.

Esta banda estará situada a 30 cm, como mínimo, sobre el nivel del pavimento exterior y cubrirá todo el ancho del muro.

Sobre la barrera anticapilaridad se extiende una capa de mortero de protección de, como mínimo, 2 cm de espesor, a partir de la cual se continúa la elevación del muro.

3. Ventilación

Se colocan las ventilaciones para evitar la condensación de vapor de agua generado en la cámara de aire, bajo el forjado sanitario.

4. Ejecución del forjado.

Se hormigona el forjado de tal manera que la cara inferior del mismo esté a no menos de 5 cm sobre la barrera anticapilaridad, con el fin de asegurar la protección de esta banda de impermeabilización frente a posibles daños durante la instalación de la estructura de la solera.

Barrera anticapilaridad en una cimentación corrida con forjado sanitario

Más información: 8.1.1.2 Impermeabilización horizontal. Materiales 

   
Principal | Consorcio | Enlaces | Contacto | Zona privada | Favoritos
Consorcio Termoarcilla: C/Orense, 10 2º, 28020 Madrid · Tel.:91 770 94 80 · termoarcilla@termoarcilla.com Aviso legal | Política de Privacidad | Política de cookies