FacebookTwitterlinkedInYouTube
Boletín Electrónico Boletín Electrónico Boletín Electrónico
Consultas y peticiones: Consultas y peticiones
Buscador: 
Martes, 27 oct. 2020
Boletín Electrónico
 Principal > Boletín Electrónico > Boletín Septiembre 2015 > Termoarcilla > Obras con Termoarcilla
Noticias del Boletín
Obras con Termoarcilla
Consejos útiles
Tema del mes
Construcción sostenible
Boletines anteriores
Subscripción al Boletín Electrónico
 
 Centro Cívico – Auditorio Universidad Popular de Loja (Granada)  

El nuevo Centro Cívico - Auditorio se ubica en la parte baja del pueblo, en un bulevar de reciente creación que aglutina equipamientos públicos, y da la espalda al río. La parcela de forma rectangular está delimitada por viales públicos en 3 de sus lados y un solar sin ocupar en el restante.

             

En este entorno el proyecto plantea un objeto autónomo en un entre edificios de nueva creación, no estimando ninguna relación formal con ellos. Del exterior toma luz y aire para articular sus recorridos y ventilarse.

El programa de necesidades y la normativa urbanística hacen necesaria la ocupación total de la parcela para cumplir los requisitos. La organización funcional de este programa determina la distribución. Una “L” frente a los viales es ocupada por el Centro Cívico y el lado colindante con la parcela anexa, de la que se desconoce el uso, da cabida al Auditorio de 500 localidades. Los talleres y aulas se abren al exterior buscando iluminación mientras que el Auditorio y la caja escénica protegen el edificio en la franja de futuro más incierto del solar.

Ambas áreas conforman un atrio a doble altura que une los distintos usos. Este espacio se ilumina cenitalmente a través de un gran lucernario, y por un patio acristalado en uno de sus extremos, dotando de luz natural todas las circulaciones del edificio. De este modo el atrio se convierte en el elemento articulador de las mismas, con tiene entidad suficiente para acoger y diferenciar el flujo de personas y usos. El patio permite que la fachada exterior penetre por el mismo, haciéndose también patente en el interior del edificio.

            

Durante el día el edificio funcionará como Centro Cívico, con aulas, talleres y zona de administración. Los usos de Cine, Teatro, Ópera y otros eventos tendrán lugar fundamentalmente las noches de los fines de semana, pero la organización del edificio hace compatibles el uso simultaneo y complementario de los mismos.

El acceso principal, frente al bulevar, se produce bajo un gran voladizo de 6 metros. Un zócalo de hormigón visto resuelve la diferencia de cota entre los dos extremos de la parcela y convierte este acceso en una estancia exterior del edificio, separada del tráfico y los coches. Desde este punto se accede al Centro Cívico y a la cafetería, de manera independiente. En el interior el atrio conduce a los usos del Centro Cívico y del Auditorio. La escalera principal discurre por este espacio, invitando a subir a la planta primera donde se ubican gran parte de los talleres y aulas. Dos plantas bajo el terreno acogen los camerinos y espacios necesarios para el funcionamiento del auditorio como teatro u ópera.

La envolvente del edificio es una respuesta a los condicionantes del proyecto: Economía, prestaciones y singularidad.

Se plantea una fachada ventilada conformada por una hoja interior de Termoarcilla, que aporta masa y altas prestaciones térmicas, y una hoja exterior ligera de Chapa de acero perforada que ventila la cámara de aire con aislamiento proyectado que se genera entre las dos. Ambos elementos, sirven de acabado, interior y exterior respectivamente, en un esfuerzo de simplicidad y economía constructiva.

La fachada dota al edificio de un carácter abstracto, sin escala. La piel de chapa de acero perforada permite que la luz y el aire penetren dentro del mismo ocultando los huecos practicados en la Termoarcilla desde el exterior, cerrados con una sencilla carpintería de aluminio con rotura de puente térmico. Mediante giros del mismo elemento constructivo sencillo e industrial, se consigue la vibración de la fachada por la incidencia de la luz del sol. Este movimiento hace singular esta piel y el edificio en su entorno, del mismo modo que es singular el uso del mismo.

La piel de chapa perforada colabora eficazmente en la protección térmica del edificio, a la vez que permite ver a través de ella. Es a través de estos huecos practicados en la Termoarcilla, controlados y  practicables para potenciar la ventilación natural, cuando se descubre la verdadera esencia de la piel. Una membrana por la que respira el edificio, no un simple revestimiento de fachada. El exterior se filtra al interior haciendo reconocibles los árboles y los edificios del entorno.

Los acabados del edificio son fieles a su organización racional y austeridad constructiva. Suelos de hormigón pulido, paramentos de Termoarcilla pintada, instalaciones vistas… Sólo se revisten con otros materiales las estancias que por funcionamiento acústico lo requieren. El Auditorio hace uso de placas acústicas para conformar una estancia negra donde la escena y el sonido son los protagonistas.

Ver:

Ficha técnica

   
Principal | Consorcio | Enlaces | Política de Privacidad y cookies | Contacto | Zona privada | Favoritos
Consorcio Termoarcilla: C/Orense, 10 2º, 28020 Madrid · Tel.:91 770 94 80 · Fax: 91 770 94 81 · termoarcilla@termoarcilla.com