FacebookTwitterlinkedInYouTube
Boletín Electrónico Boletín Electrónico Boletín Electrónico
Consultas y peticiones: Consultas y peticiones
Buscador: 
Sabado, 5 dic. 2020
Boletín Electrónico
 Principal > Boletín Electrónico > Boletín Abril 2015 > Termoarcilla > Consejos Útiles
Noticias del Boletín
Obras con Termoarcilla
Consejos útiles
Tema del mes
Construcción sostenible
Boletines anteriores
Subscripción al Boletín Electrónico
 
 Unión del forjado con muro de carga y con muro de cerramiento. Unión muro de carga-forjado. Apoyo del forjado en el muro  

Dentro del apartado de la Unidad 6 “Unión del forjado con muro de carga y con muro de cerramiento” del Curso de formación para colocadores de bloque Termoarcilla, en el Boletín Nº 75 os ofrecemos la parte correspondiente al Apoyo al forjado en el muro.

1.1 Apoyo del forjado en el muro

Como normal general, el zuncho debe ocupar todo el ancho del muro, exceptuando la zona de retranqueo de la cara exterior del muro, que permite el paso del material de fachada por su canto. Debe garantizarse que la zona de apoyo del zuncho en el muro sea suficiente, con el fin de evitar concentraciones excesivas y excentricidad de las cargas.

En los muros portantes se dejará transcurrir tiempo suficiente (dependiendo del mortero empleado) desde la terminación del muro hasta el hormigonado del forjado, con la finalidad de que la resistencia del mortero sea suficiente para soportar las cargas del forjado.

Existen dos posibilidades para el apoyo del forjado en un muro de carga:

  1. Apoyo del forjado sobre los bloques Termoarcilla que forman la coronación del muro.

  2. Apoyo sobre la pieza de dintel de Termoarcilla cortada en L.

1.2 Apoyo del forjado sobre bloques Termoarcilla

En este caso, debemos evitar tapar las perforaciones de los bloques sobre los que va a apoyar el forjado, para evitar la penetración del hormigón en los mismos.

Si no se cegaran las perforaciones de los bloques podríamos encontrarnos con una serie de problemas, tales como:

  • reducción del aislamiento térmico de la hilada de coronación.

  • aparición de fisuras horizontales no controladas en la cara exterior del muro, debido a que los movimientos del forjado harían girar los bloques de esta última hilada.

Podemos cegar las perforaciones de los bloques Termoarcilla de dos formas:

  1. Colocar una lámina fina sobre los bloques de la última hilada, que forman la coronación del muro. En este caso debemos tener la precaución de cortar esta lámina si es que sobresale del muro, una vez endurecido el forjado. Si no lo hiciéramos, la parte sobrante de esta lámina quedará embebida en el enlucido de yeso que reviste interiormente el muro, y podrían marcarse humedades en esta zona. Esta lámina podrá ser de plástico, papel, etc., y su espesor será mínimo.

 


Apoyo del forjado sobre el muro de Termoarcilla. Colocación de lámina plástica

 

  1. Cegar con mortero las perforaciones de los bloques, antes de iniciar el hormigonado del forjado.

1.1.2 Apoyo del forjado sobre pieza de dintel cortada en L

En este caso, la propia forma de la pieza evita que al hormigonar el forjado penetre el hormigón en las perforaciones de los bloques.

Otra ventaja del empleo de esta pieza es que debido a su forma, sirve de revestimiento del forjado como explicaremos más adelante.

La precaución que hay que tener con esta pieza es que su base debe tener una resistencia a la compresión similar a la del bloque Termoarcilla, para poder transmitir correctamente las cargas a los muros.


Apoyo del forjado sobre pieza del dintel de Termoarcilla

1.1.3 Otros apoyos

  • Otra solución válida podría ser el apoyo del forjado en la pieza del dintel de Termoarcilla cortada en forma de L y girada.


Apoyo del forjado sobre pieza de dintel cortada y girada

  • Otra solución que debe contemplarse como válida es la utilización de forjados no únicamente unidireccionales, es decir, alveoplaca, placa cerámica pretensada o forjados reticulares de hormigón armado, apoyados sobre muros Termoarcilla.

En el caso de forjados de placas cerámicas pretensadas, o de alveoplacas, los apoyos podrán realizarse de varias formas. Proponemos dos tipos de apoyo, aunque serán válidas aquellas soluciones que garanticen un apoyo suficientemente rígido de la placa sobre el muro de Termoarcilla. Otra condición que deben cumplir estos apoyos es el de la perfecta nivelación. Para corregir posibles defectos de este tipo, se podrán emplear láminas asfálticas o tendeles de mortero. En cualquier caso, se seguirán las recomendaciones del fabricante del forjado correspondiente.

Se desaconseja apoyar las losas alveolares directamente sobre la cara superior del muro de Termoarcilla durante la construcción del forjado.

 

Apoyo 1: sobre un zuncho perimetral realizado con la pieza de dintel de Termoarcilla.


Apoyo de la losa alveolar del forjado en el muro Termoarcilla sobre zuncho perimetral de hormigón armado.

Apoyo 2: sobre un recrecido del canto del zuncho, apoyando los forjados sobre sopandas.


Apoyo de la losa alveolar del forjado en el muro Termoarcilla sobre recrecido del canto del zuncho.

   
Principal | Consorcio | Enlaces | Política de Privacidad y cookies | Contacto | Zona privada | Favoritos
Consorcio Termoarcilla: C/Orense, 10 2º, 28020 Madrid · Tel.:91 770 94 80 · Fax: 91 770 94 81 · termoarcilla@termoarcilla.com